Historias cortas BOFH: Homero

Written by ManOwaR

El otro día apareció por la fábrica un nuevo personaje, supuestamente una “apuesta personal” de Mister Potato para su departamento. Y a estas alturas ya debéis saber que una nueva incorporación a la fauna de V suele tener sus “particulares” consecuencias.

El individuo en cuestión se llama Homero. Yo le conocí… digamos que antes que nadie. Pasando por los tornos de entrada me encontré a un individuo luchando contra los mismos. Se trataba de un cincuentón de aspecto recio, vestía con zapatos, vaqueros y una camisa de cuadros con el último botón abierto, dejando ver una alfombra de pelo digna de un licántropo. Una cara rechoncha y roja acompañada de una prominente panza denotaba que su madre le quería, le quería mucho. Eso, o la cerveza y los pinchitos. El caso es que si le pones una boina negra y un palillo en la boca se podría confundir con Marianico el Corto, vaya.
Como decía, me lo encontré por primera vez, sin saber quién era, luchando con los tornos de entrada. Como parecía que tenía problemas, decidí preguntarle a ver si necesitaba ayuda…
– Buenos días, qué pasa, ¿no puedes pasar?
– ¡Hola! Pues esta cosa rara que no me deja, el panchito de la entrada ma disho que tengo que entrar por aquinesto.- sip, de pueblo pueblo.
– ¿No te funciona la tarjeta?
– Eso intento hijo, ¡pero por aquí no entra!
Me fijo un poco y me doy cuenta de que está intentando meter el metrobús por la ranura para meter la tarjeta de acceso.
– Pero hombre de Chuck, que ahí no va el metrobús. ¿No te han dado una tarjetita blanca?
– Siiii, poaquí la tengo.
– Pues tienes que meter esa tarjeta por la ranura, no el metrobús.
– Ahí va Dios, si ha icía yo questo noncajaba.- el hombre mete la tarjeta y por fin el torno le permite la entrada.
– ¡Pos muchas gracias muchacho!
– De nada hombre, de nada.
Me voy para dentro tratando de aguantarme la risa. No lo consigo, entro en el departamento descojonándome vivo. Pokémon ya está ahí en su sitio y se me queda mirando.
– ¿Qué ha pasado?
– Nada, un tipo en la entrada, que no sé si es una visita o el tipo nuevo de calidad, espero que lo primero, que estaba intentando pasar por los tornos metiendo el metrobús.
– ¡No jodas! ¡Jajajajaja!
En fin… a media mañana me llegó una requisitora de Mister Potato para darle de alta en los sistemas y asignarle un PC. A mi me daba la impresión de que el tipo este no iba a necesitar un ordenador, si acaso un bloc de notas y un lápiz, pero bueno, obediente de mi procedí a darle de alta en el dominio, correo y SAP. El problema vino cuando quise ponerle un ordenador, ya que no me quedaba ninguno disponible.
– Pikachu, tenemos un problema.
– ¡Y a mi que me cuentas! – el cabronazo sigue en el plan de “para lo que me queda en el convento..:”
– Te lo cuento porque hay que comprar más ordenadores y todavía lo tienes que hacer tú.
-Argh… para el nuevo de calidad.
– Sipi.
– ¿No tenemos alguno antiguo? Tampoco creo que necesite nada último modelo.
– No nos queda nada, ni los de repuesto.
– Joder. Vale, pues le pido uno. Aunque antes le conocí y me pareció que este está más acostumbrado a contar gallinas a dedo que a usar un ordenador ¿eh?
– Estoy de acuerdo. Oye, lo que sí tengo son ordenadores despiezados arriba. ¿Y si le pongo uno de esos vacío? Seguro que no sabe ni encenderlo.
– ¡Jaja! ¡Pues estaría bien!
– Pos vale.
Pokémon se me queda mirando medio riéndose, creyéndome incapaz de ejecutar la orden que me acababa de dar. Pero yo también estoy en plan de “para lo que me queda en el convento..”, así que me subo para arriba y agarro un Dell GX150 del año de la tara. Abro la caja y… está vacía, solo tiene la fuente de alimentación, el lector de CD y la disquetera. Close enough. Lo cojo y me lo bajo para abajo, junto con un monitor, un teclado y un ratón, y se lo instalo todito en el sitio que supuestamente va a ocupar Homero. Queda bastante gracioso ver los conectores PS2 del ratón y el teclado entrando dentro de la caja del ordenador, literalmente, a través de la chapita trasera de la placa base. Pero es lo que hay. Justo cuando termino veo a Homero acercarse.
– ¡Hombreeeee! ¡Qué pasa chavalote! – claro, el ManOwaR, de toda la vida HOYGAN.
– Hola, eres Homero, ¿no? – le doy la mano. El apretón es digno de Hulk, vaya fuerza gasta el cabrón.
– El mesmo. ¿Qués ese parato que mas puesto ahineso?
– Es un pseudo ordenador.
– ¿Y eso pa qué é?
– Para ordenar.
– Ah, po vale.

Po vale, me voy a tomar café. Y allí degustando el café que Homero me asalta. Pensé que se iba a quejar porque el ordenador no funcionaba, pero… no…

– ¡Qué pasa ManOwaR!
– Hola Homero, ¿un cafelito?
– ¿Zoqueé?
– Café, que si quieres un café.
– Yo no tomo deso, a mi dame cervecita, ¡jaja!
– Juas.
– Oyeeee… qui tiba a isir yo… el ordenaor ese que mas puesto poallá sirve pa más bien poco ¿eh?
– ¿Qué le pasa? – me hago el sueco.
– Pos mira vente pacá y lo ves tu mesmo.

Me voy para el sitio de Homero. Al llegar veo la caja del ordenador abierta (es de esas cajas que se abre con bisagra…). Como está de “culo” la caja, no la veo completamente hasta que no rodeo toda la mesa y la veo de frente. Homero se ha entretenido en llenarla de libros (de a saber qué), bolis, blocs de notas, y hasta una calculadora que dudo mucho que sepa utilizar. El teclado lo ha utilizado para colocar tarjetas y post-it entre las teclas, mientras que el ratón está colgando del cable fuera de la mesa.

– ¿Lo ves? En seguida lo he llenao. Me vas a tener que traer otro ordenador destos ¿eh?

:facepalm:

En fin, al rato me viene Pikachu con un portátil del año en que Franco era corneta y me dice que se lo de a Homero. Después de meterle un formateo y configurarlo, se lo llevo a Homero. No está, así que se lo dejo colocado, con el ratón enchufado. Hasta le pongo un teléfono. Sus usuarios y contraseñas decido mandárselas por email a Mister Potato, ya he escarmentado con eso de dejar post-it pegados en las pantallas (os acordáis de Y’eso?).

No vuelvo a tener noticias de Homero hasta el día siguiente, que al salir a tomar café me le encuentro concentrado con su ordenador (el de verdad) con Mister Potato dándole instrucciones. Pasan las horas y no molesta… esto es raro. Casi al final de la jornada, suena el teléfono…

¡Tururu! ¡Tururu! ¡Tururuuuuuuu!

– Sistemas…
– ¡¡Eeeehhh!! ¡Ostia tú qué diferente suenas por el cacharro este!

Se me ocurre mirar por el cristal del departamento y veo a Homero saludándome con el brazo en alto. Le respondo al saludo despejando a córner con la cabeza.

– ¿Verdad que si? ¿Qué necesitas?
– Pos mira muchacho, que ha estao el hombre este… el Poteito, explicándome cómo funciona el portátil, pero tengo un problema.
– Pues tú dirás.
– A ve, que no furula el pedal.
– ¿El pedal? – WTF!?!?!?! Vale que los ordenadores van a pedales pero…
– Si hombre, el cacharro pa mover la flechita cohone.
– ¿El ratón?
– ¡No jodas que hay ratones!
– Emmm… voy para allá.

Me levanto y voy a su sitio, temiéndome lo peor. Cuando llego, igual que la vez anterior, veo el ordenador por la parte de detrás. Uno de los cables USB se mete por debajo de la mesa. Le hago un gesto a Homero para que se aparte y me deje un poco de sitio para asomarme por debajo de la mesa. Efectivamente, ahí está el ratón.

– Pero hombre de Chuck, que se te ha caído el ratón, no es que no funcione.
– ¡No jodas que hay ratones! – qué pánico les tiene, coño…
– Que no son ratones hombre, este aparatito se llama ratón – lo cojo y se lo enseño.- ¿Ves? No está vivo, no te va a morder.
– Aaahhhh ese parato. Coño pos yo pensaba que era el pedal.
– ¿Pedal? – me paro a mirar detenidamente el ratón. Está como si lo hubieran estado pisoteando todo el día… y me da en la nariz que efectivamente eso es lo que ha ocurrido.
– ¿Cómo has estado usándolo?
– Pos con el pie, cómo va a ser si no…- me lo quita, lo tira al suelo y empieza a moverlo con el pie. Flipa.
– Pero animal de bellota, ¡que el ratón se usa con la mano!
– ¡Sí hombre, con lo sucio questá!

:pokerface:

————————————————————————–

En fin, esto es todo por este año. Aprovecho este post para desearos a todos una feliz Navidad y un próspero año nuevo, ¡¡¡que vendrá cargado de más y mejores historias!!!

19 comments on “Historias cortas BOFH: Homero

  1. Diooooos. Y dices que bloc de notas y lápiz. Yo que tú le daba un martillo, cincel y una piedra xD
    (y no estoy seguro de que sepa escribir…)

    Y ese tío va a trabajar en Calidad? Qué es lo que hacen?

  2. Felicidades a ti tb…. el trabajo es duro con gente tan cazurra…..

  3. Este es de los mejores,me he reido, y aun me estoy riendo.
    P.D. No es mala idea, manejar el cursor con el pie, te quedan las manos libres, ambas dos.

    FELICES FIESTAS Y PROSPERO AÑO NUEVO

  4. FELICES FIESTAS Y BUEN TRABAJO NUEVO

  5. Hombre, como poco le ha encontrado utilidad a ese viejo “ordenador”.

  6. XDDD
    ¡Gracias por el regalito!
    ¡¡¡Y FELICES FIESTAS!!!

  7. Grande como siempre… Felices fiestas!!

  8. Usar el raton con el pie… En fin.
    Felicidades fiestas!!!

  9. estoy llorando de la risa …. eres el mejor.

    Feliz Navidad!

  10. Va a ser un año interesante, seguro que lo iremos notando en tus historias 🙂
    Felices Fiestas ManOwaR.

  11. Lo mejor que he leído en meses! jajajajaja Gracias y suerte con el colega!

    Felices fiestas

  12. Muy bueno jajaja

    Espero que pases una buena Navidad y una buena salida y entrada de año, además de que se cumplan todos tus propósitos para este 2012.
    Bueno, y que con suerte toque un poco del gordo del Niño, ¿no?

    Un saludo, y un abrazo.

  13. Demonios .. este tipo es un genio .. no se me hubiese ocurrido usar un gabinete para guardar mis cosas …. y yo que tire a la basura varios gabinetes de mac g3 … aun que el del g5 lo quería usar de macetero ..

  14. Jo macho, has dejado el mejor post para el ultimo dia del año (practicamente)…

    Simplemente magistral (todavia me estoy riendo)… si hombre con lo sucio que esta…

  15. jajaja, muy bueno, eso me ha hecho recordar una vez que un usuario lo vi romper un conector PS2 de un ratón… lo enchufaba bien… pero después le daba media vuelta, como si fuera una llave… xD

    Felices fiestas!!

  16. No puede ser cierto…. es imposible que haya gente tan garrula….

  17. Puestos a reciclar leyendas urbanas podrías haber incluido lo de la bandeja del posavasos que también viste mucho.

  18. Podrias hacer un hueco en la agenda, y escribir otra historia, que ya se te echa de menos!!!

  19. Rara vez me había reído tanto 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que no perteneces a Skynet *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.