El prostituto

Written by ManOwaR

Pues resulta que como ya me prometieron la promoción, el mánager ha decidido que ya puedo empezar a hacer tareas de gerencia. Y claro, como promocionar a TSS (técnico de sistemas senior) implica que ya puedo ser jefe de equipo y medio gerente, no he podido negarme. El primer marrón consistió en seleccionar y entrevistar yo mismo al que será mi prostituto. Me dió 10 CV, cada cual más engalonado con certificaciones de Cisco y M$. Finalmente me decidí por un chaval de 32 años con un ciclo formativo de grado superior, pero que ya tenía 10 años de experiencia dando soporte. Al menos sobre el papel. Le entrevisté, y aunque el chico reconoció que llevaba más de un año sin trabajar y estaba un poco oxidado, me pareció que estaba bastante dispuesto a aprender.

La cosa era la siguiente: yo me iba 3 semanas de vacaciones. El chaval vendría una semana antes de que yo me fuera para solaparse conmigo y que así yo pudiera ponerle al día. Como Pokémon se cogió sus vacaciones justo antes que yo, esa semana estaríamos los dos solos.

Cuando apareció el chaval, resultó ser un personaje moreno y menudo, con la nariz aplastada al estilo boxeador.

– Hola, soy ManOwaR. ¿Eres Elpotro?
– ¡Buenas! ¿Qué tal tío?
– Pues aquí andamos. Vamos para dentro, que voy a ir preparándote el sitio donde vas a trabajar.

Le puse mi antiguo ordenador (yo ahora uso un portátil, por aquello de llevarme el trabajo a casa durante las vacaciones…), y más tarde dimos una vuelta por todas partes para que fuera conociendo el lugar. El chaval se hartó de preguntar cosas, y yo con paciencia fui contestándoselas lo mejor que pude. No quería mandarle a la mierda tan pronto, ya que al fin y al cabo fui yo el que le eligió a él, pero realmente logró fulminar mi paciencia en tan solo una hora, por lo que decidí que sería una buena idea tenerlo entretenido un rato, así que volvimos a nuestros sitios y le dejé leyendo documentación.

– Oye ManOwaR, esto de…
– Apúntatelo y luego te contesto todo junto.
– Pero es que…

Hago caso omiso. Tengo correos importantes que contestar, que estamos preparando la migración del dominio y quiero dejar los prerrequisitos terminados antes de irme de vacaciones. Al poco…

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu !

Hago el amago de coger el teléfono, pero veo a Elpotro mirándome con ojitos de cordero degollado, deseando contestar él. Le hago un gesto para que responda.

– ¿Si?- ¿cómo que “si”? Joder, echo de menos a Dislexia.
– Ajam, si, soy el nuevo, ajam, ajam, vale, un momento.- tapa el auricular con la mano.
– Oye ManOwaR, que dice Payoponi que esta noche hubo un corte de corriente y ahora no se le enciende el ordenador.
– Pregúntale si le ha dado al botón de encendido.
– Vale.- destapa el auricular.- ¿has probado a encenderlo?…. vale, de nada, adios.- Joder, vaya tela, ¡el tío no había encendido el equipo! ¡Ni se me había ocurrido!
– Pues esta es la “incidencia tipo” que te vas a encontrar aquí. Apúntatelo.
– Vaya tela.
– Ya ves.

El día transcurre con cierta normalidad, un par de “incidencias tipo” y poco más. Se nota que es Agosto y que la gente está de vacaciones, cosa que me beneficiaría para poder dedicarme a lo mío si no tuviera a la mosca cojonera detrás de la oreja.

– Oye ManOwaR, creo que el procedimiento añadir nuevos equipos al dominio está mal.
– ¿Y qué te hace pensar eso?
– Pues que con meter al equipo en dominio desde el propio ordenador no es suficiente, hay que crearlo a mano en directorio activo.
– Hmmm pues nop. Al meter un equipo en dominio, aparece él solito y por arte de magia en directorio activo.
– Que no que, ¿a que te lo demuestro?
– ¿Y si no eres capaz de demostrármelo me invitas a un café y una palmera de chocolate?
– Venga, hecho.

Pobre angelito. No sabe que los BOFHERS solo apostamos sobre seguro. En fin, no es cuestión de rechazar un desayuno gratis, así que cojo un equipo de los de reserva para que haga de conejillo de indias y se lo instalo para que chapurree con él.

– Vale, ahora lo meto en dominio… ya está.- no está mal, al menos sabe meter un equipo en dominio.
– Bien, pues ya está en dominio.
– Y ahora hay que crearlo en directorio activo.
– En directorio activo ya está creado.
– ¿Lo has creado tú?
– No, yo he estado aquí todo el tiempo contigo. Pero vete a directorio activo y verás como está creado por arte de magia.
– Vale, vamos a ver.- abre la consola de AD.- ¡Ves! ¡Aquí no hay nada!
– Yap, ¿y qué tal si miras dentro de la unidad organizativa llamada “Computers”?
– ¿Eh?.- le endiña con mucho miedito con el ratón.- Andáááááá….
– Venga, vamos a por mi desayuno. – el chaval agacha la cabeza y asiente.- ahm, y después de esto, te vas a hacer un nuevo procedimiento para meter equipos en dominio partiendo desde cero, que el que hay está un poco anticuado ya.

Me hace un gesto de desaprobación, pero no se queja. Se ve que el chaval tiene ganas de aprender, y la lección de hoy ha sido “no contradigas al BOFH”. Espero no tener que grabársela en sangre como a los lusers, a los cuales solo les entra la información por medio del dolor.

Café, palmera y pitillo más tarde, volvemos para nuestros respectivos sitios, pero de camino, para no variar, nos interceptan.

– ¡ManOwaR! ¡ManOwaR!- la becaria de compras.
– ¿Qué te pasa?
– Necesito que me des de alta en la aplicación de pedidos.
– Dile a tu jefe que me haga una petición por correo.
– Es que no está.
– Pues entonces no puedo darte de alta. Si te corre mucha prisa habla con Le Yayé y que haga él la petición.
– ¡Pero necesito hacer un pedido ya!
– Entonces deberías darte prisa.

Se marcha de mala gana, y Elpotro me mira con cara de pocos amigos.

– ¿Por qué no puedes darle de alta?
– Dos motivos: el primero es que no me sale de los huevos, el segundo que no puedo darle de alta en la aplicación de pedidos sin el consentimiento formal de su jefe, el cual además me tiene que indicar qué roles hay que ponerle.
– ¿Porque no te sale de los huevos?
– En efecto. Esa es la más importante de las dos razones.
– Joder, vaya tela macho.
– ¿Qué?
– Que parece que no te gusta trabajar.
– Pues claro que no, a ver si te crees que estoy aquí por amor al arte. Pero sé a lo que te refieres, a mi me gusta mi trabajo, pero cuando llevas ya unos añitos en esto tienes los huevos pelados de tanto tocahuevos. Y los interceptores me sientan como una patada en el estómago, oye.
– Ya bueno. Pues voy a darla de alta yo.
– Pues va a ser que no. ¿No me has oído? Sin autorización no damos de alta.
– ¿Pero por qué no?- este tío quiere llevarse una galleta hoy.
– A ver, que te lo explico para que me entiendas, que tienes que cuestionarlo todo, joder.
– Es que quiero aprender.
– Pues escucha y aprende. Primero, la das de alta, vale, ¿y qué roles le das? ¿todos?.- comienza a agachar la cabeza.- segundo, ¿vas a tomar la responsabilidad de que esa chica se ponga a hacer pedidos a diestro y siniestro? – parece interesado en las punteras de sus zapatillas.- Mejor que no, oye, si esa chica no hace bien su trabajo no queremos marrones, que la responsabilidad sea de su jefe, que nos ha pedido que le demos de alta en el sistema. ¿Capisci?
– Capisci.
– Por cierto, llevas 2 strikes.
– ¿2 strikes?
– Sí, dos veces que me llevas la contraria, y dos veces que te has equivocado. A la tercera subo a por la escopeta y te disparo en el pecho.
– ¡Jaja! ¡Qué cachondo!
– ¿Cachondo?- dispararle dispararle igual no, pero este no se va hoy de aquí sin un LARTazo. O dos.

Volvemos a nuestros sitios, y el chaval se pone a hacer el manual para meter equipos en dominio. Yo sigo con los prerrequisitos para la migración de dominio. Bueno, y trolleando un poco aquí y allá. Al rato…

– ¡Ya está! Voy a subirlo con el resto de la documentación.
– Para el carro. Primero quiero revisarlo.
– ¿Te lo mando por correo?
– Tranquilo, ya lo cojo yo de tu disco duro.
– ¿Cómorl?

Hago caso omiso, le cojo el fichero y lo abro. La primera en la frente: no tiene cabecera ni índice. Y en el título ha puesto literalmente “PROCEDIMIENTO XA METER EKIPOS EN DOMINIO”. Yo lo mato. El resto del manual está bien en contenido, pero todo escrito como si estuviera mandando un SMS. Bloqueo y equipo y me levanto de la silla.

– ¿Donde vas?
– Arriba.
– ¿Para qué?
– A buscar la escopeta.
– ¡Venga ya! – le miro con la cara más seria que puedo poner.- ¿Y me dejarás dispararla?
– De momento te voy a pegar un par de tiros en el pecho, y cuando terminemos, si quieres puedo enseñarte a disparar a un mapache mientras defeca.

9 comments on “El prostituto

  1. Pues si que usaste lo del mapache… y no tienes sustituto, ese tío no es un BOFH, siento decirlo.

  2. ¡Strike 3!
    Pobrecillo, no sabe lo que se hace…
    Si ya lo has dicho que este elemento llevaba más de un año sin currar y ya no se acordaba que no se tiene que provocar a nadie antes de irse de vacaciones ;p

  3. Se te hechaba de menos… Yo prefiero que le metas un LARTazo!!

  4. vaya tesoro… se lo van a comer con patatas!

  5. Queremos imágenes de los moratones!!

  6. No te enfades hombre…te estaba preparando la versión multilingüe del procedimiento!!!

  7. Venga, que acaba de llegar. ¿Quién no ha criado a sus pechos a algunos lusers hasta que se han hecho adultos y te han mordido la yugular? Déjale que se estrelle media docena de veces y verás cómo va escarmentando.

  8. Este me recuerda a un compañero del curro, empeñado en arreglarle un problema con su servidor web a un cliente, cuando eso es trabajo del que se lo montó.
    Teniendo en cuenta que nosotros solo le llevamos el acceso a internet y este iba como las ostias…
    Como le dije, si quieres ser una jodida hermanita de la caridad, apúntate a una ONG.

  9. Miralo por el lado bueno, si te sientes estresado basta que la criatura la cague un poco y te ensañe a LARTazos con él.

    Mientras él escarmienta tu te relajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que no perteneces a Skynet *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.