¡¡Dónde está el café!! Historia de un secuestro

Written by ManOwaR

Miércoles 14 de Abril de 2010 – 0803 hora zulú

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu !

– Legañas a domicilio, ¿dígame?
– ¡¡¡ManOwaR!!!
– Joder, cuánta energía por la mañana. ¿Qué se ha roto?
– El… el… ¡¡el café!!
– ¿Se te ha caído el café en el teclado?
– No…n…no… no es eso… es que…
– Venga coño suéltalo…
– ¡El café!

Clac. Noto un tono de nerviosismo exagerado en el luser anónimo que me ha sacado de mi letargo matutino. Pero son las 8 de la mañana y paso de preocuparme. Solo he entendido la palabra “café”. Sigo a lo mío… alertas, correos del jefe, gilipolleces de lusers que se aburren….

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu ! – joder, que no son horas, coño.

– Sistemas…
– ¡ManOwaR!
– ¡Joder! Otro que grita ya por la mañana. ¿Qué pasa?
– ¡Que no hay café!
– ¿Y a mí que me cuentas?
– Pues…

Clac. Ya sé, como va enchufado a la corriente eléctrica y tiene botones, el informático tiene que arreglar la máquina del café. Paso, ya vendrá el chico que lo rellena todas las mañanas a eso de las 10. Sigo a lo mío.

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu ! – 3 llamadas en 15 minutos, sí que están plastas hoy…

– ¿Mande?
– ¡ManOwaR! – dios, al próximo que grite me lo cargo. Me están dando dolor de cabeza ya.
– ¿Qué?
– ¡Que no hay café! – increíble, ni uno ni dos, tres personas me llaman porque se ha jodido la máquina del café.
– ¿Y? ¿Me parezco al tío de Saimaza o qué?
– No, es que…
– Es que nada, que no llevo sombrero ni bigote.

Clac. La leche, macho, yo ya no sé si matar a alguien o echarme a reír. Pero el caso, gilipolleces de los luser aparte, esque ya me mosquea lo del café. Más que nada porque resulta que en la nave, fuera de la zona de oficinas, hay otras dos máquinas de café. Si tanto lo quieren que vayan a por él, coño.

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu ! – el que faltaba.

– Sistemas…
– Hola ManOwaR.
– Hola Epi.
– Oye, que me está llamando mucha gente porque no hay máquina de café. Mira a ver si puedes acercarte y echarle un vistazo.
– Pero a ver Epi, ¿tú me has visto cara de mecánico de máquinas de café? Que si no tiene sistema operativo no puedo hacer nada, oiga, y la máquina suele funcionar demasiado bien como para llevar Windows.
– No me has entendido, no es que la máquina esté rota, es que no hay máquina de café.
– ¿lol?
– ¿Qué?
– Nada nada. Y ahora tengo que hacer de detective, ¿no?
– Si no te importa…
– Vale, pero le dices a Pokémon que los reportes mensuales a la rama los hace él.
– Ok, se lo digo.
– Hecho entonces.

Clac. Jajajajajajaja… menudo negocio acabo de hacer. Bien, pues manos a la obra. Abro el cajón, saco mi gabardina, el gorro y la lupa de Sherlok Holmes, y voy para la sala del café. Cuando llego veo el escenario del crimen: efectivamente, no hay máquina de café, ni de snacks…pero esa no le importa a nadie.

Seis lusers están alrededor con los ojos como platos. Una de dos, o están muy asombrados, o ya han tomado café. Apunto sus nombres como posibles sospechosos. Compruebo la escena del crímen: los cables de la máquina han sido arrancados de cuajo, como si quien se la llevó tuviera mucha prisa por hacerlo. En el lugar donde estaba la máquina de snacks hay ahora una papelera con un cartel que dice: Solo papel y cartón.

– Hm, interesante. – digo para mí mismo, ante el asombro de los lusers, que me miran como esperando a que de repente les ilumine con la solución al enigma. Alargo mi dedo índice de la mano derecha mientras encojo el resto de los dedos, me lo chupo y lo levanto mientras miro al cielo. Automáticamente señalo hacia el otro pasillo y salgo disparado, con los lusers persiguiéndome como si fueran masillas de los Power Rangers.

De pronto, veo la luz. Giro 180º sobre mí mismo y me lanzo pasillo arriba. Los lusers que estaban sentados en sus zulos me ven y salen escopetados detrás de mí. Un vago recuerdo del flautista de Hamelín me viene a la mente. Recorro los pasillos hasta llegar al rincón más salvaje de la empresa. Un tufo a tabaco inunda el ambiente. Aquí se encuentra el malo de la película, el boss final, mi némesis, ¡James Moriarty!

Los lusers a mi alrededor tiemblan aterrados, conocedores de los rumores y leyendas que cuentan acerca de la sala de Comisiones Obreras. Cierro los ojos y respiro hondo… abro la puerta. Una humareda nos golpea en la cara, varios lusers caen desmayados, parte por el tufo, parte porque pensé que la puerta iba a estar más dura y me pasé de fuerza al abrir, golpeando a dos de ellos. Pero me importa poco, perder un 10% de masa cerebral para ellos no es nada, y además he resuelto el misterio: dentro de la sala de CCOO están ambas máquinas, y no hay nadie para cuidarlas. Varios lusers se cuelan por mis lados, arriesgando su vida para intentar sacar algo de líquido elemento. Pero pronto me doy cuenta de que es imposible, ya que la máquina de café necesita… ¡una toma de agua! además de la eléctrica.

Recojo mis bártulos y me voy al despacho de Epi. Le cuento lo sucedido, mientras se rasca el mentón tratando de procesar la información. Dos lusers, uno de ellos con un chichón considerable en la frente, entraron conmigo, asintiendo a cada frase que yo decía.

– Resumiendo, que los de CCOO han “secuestrado” las máquinas, como tú dices.
– Exacto.
– ¿Y no había nadie allí?
– Correcto.
– Entiendo.
– ¿Todo claro entonces?
– No, ¿quién cojones les ha dado permiso para llevarse las máquinas sin decir nada a nadie? Porque como lo hayan hecho sin permiso se les va a caer el pelo.- la ira de Epi puede ser devastadora.
– Ni idea, yo iría a ver al Yayo, porque si tú no les has dado permiso, es el único que puede haberlo hecho.
– Pues sí.

En un instante Epi fue a ver al Yayo, y después de 5 minutos gritándose el uno al otro, los de mantenimento pusieron las máquinas en su sitio de nuevo y los lusers volvieron a tener su dósis diaria de cafeína.

Y yo por mi parte, me he estado partiendo el culo toda la mañana, he perdido unas 3 horas y media de curro, y encima el informe mensual me lo va a hacer Pokémon. Lo que yo llamo un día redondo xD

8 comments on “¡¡Dónde está el café!! Historia de un secuestro

  1. Hace mucho que te leo, pero me decido a escribir ahora para decirte que me encanta la pagina, la visito a diario para ver si hay novedades. La verdad es que en cierto modo me gusta tanto o mas que la de wardog.
    Suerte y animo que tienes aqui un fiel seguidor.

  2. Gracias, me alegro de que te guste 😀

  3. Secuestro de maquinas de café???? Jodó que peculiar es tu empresa…. Se podrá dar el caso algún dia que uno vaya a trabajar tranquilamente y no vuelva a su casa jamás???? :D:D:D

  4. Brutal… poco más que añadir. Al menos a tí la jugada te ha salido más que redonda!!!

  5. ??? Pero a quien se le ocurren esas ideas??
    Y que pretendían, usarlas de rehenes para la proxiam negociacion de convenio??

  6. Pues puede ser, porque conectarla no sé dónde narices querían conectarla. Pero vamos que estos de CCOO tienen ideas de bombero jubilado, con todos los respetos para los bomberos…

  7. Son sindicalistas. Qué esperas? No han trabajado en su vida y no han usado el cerebro jamás. Los cables arrancados? No se les ocurre desenchufar? En fin, Ano Nadado me quedo

  8. Cada día me gustan más tus historias ManOwaR tío xD. Eres un máquina.

    Saludos y sé fuerte!! xD

    PD: sabes quién soy xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que no perteneces a Skynet *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.