Category Archives: bofh-zen

Entrevistas, entrevistas…

Written by ManOwaR

Ya sabéis que llevo bastante tiempo desempleado (motivo por el cual, entre otras cosas, me “impide” tener material para el blog), y lógicamente continuo en búsqueda activa de empleo. Desde que me dieron la patada los del Equipo A, he hecho bastantes entrevistas, y a continuación os relato las aventuras sufridas en algunas de ellas.

(más…)

Please follow and like us:

El BOFH no entiende de huelgas

Written by ManOwaR

Dicen que la ignorancia es la felicidad. Y cuánta razón tenía quien lo dijo. Lo malo de ser BOFH es que, quieras o no, no puedes ser ignorante dada toda la información, confidencial o no, que pasa por tus manos. Entonces,  ¿un BOFH no puede ser feliz? Veamos la respuesta…

Martes, 0810 hora zulú – Zulo del BOFH

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu ! – coño ya de buena mañana dando por culo. A ver qué quiere este ahora…

– Sistemas…
– Hola ManOwaR, soy Epi – lo sé, te he puesto una caricatura cuando me llamas en la pantallita LCD del teléfono. La de cosas molonas que se puede hacer con estos trastos, oye…
– Hola Epi, ¿qué pasa?
– Necesito hablar contigo en privado, ven a mi despacho.
– ¿Ahora?
– Sí, por favor.
– Voy.- joder, con lo serio que está cualquiera le dice nada. Debe ser algo serio. Vaaaaamos a ver.

Martes, 0814 hora zulú – Despacho de Epi

– ¡Toc toc!
– Pasa ManOwaR, y cierra la puerta.
– Susórdenes.- entro, cierro la puerta y me acomodo en uno de los butacones de cuero que tiene delante de la mesa. Hay que ver cómo se las gasta el tío.- pues usted dirá.
– Esto que te voy a contar que no salga de aquí.
– Ya sabe que yo no digo nada.- saco la PDA para ir apuntando… al final voy a tener que hacerme un Tweeter para “informar” en tiempo real…
– Esto es serio.
– Vaaale.- guardo la PDA. Aguafiestas.
– Mira, estamos a punto de un tercer ERE. Y para evitarlo se ha decidido congelar el sueldo a los empleados de la fábrica.
– Ahm… vaya usted al grano, que ni soy empleado de V ni esto tiene que ver conmigo.
– Sí, es solo para que estés al corriente. El caso es que tememos que haya huelga o incluso piquetes a raíz de esta medida, así que necesitamos instalar una impresora de etiquetas en otro lugar físico donde ningún trabajador pueda boicotearla, para que en caso de emergencia, poder seguir expidiendo mercancías a clientes.
– Ya veo, es lógico.- cómo se lo curra este tío, hay que reconocerlo.- vale, pues usted dirá dónde quiere que la instale.
– Vete a Recursos Humanos y pide un papel de TeleTaxi. Te vas a la calle de los gatos voladores nº14, 4ª planta y pregunta por CaraPera.
– ¿Puedo apuntar eso en la PDA?.- Epi me mira con mala cara. Qué tio más serio, coño. Saco la PDA y me apunto la dirección.
– Vale, listo. ¿Y puedo saber qué lugar es ese?
– Dirección Nacional. ¿Tenemos impresoras de etiquetas de sobra, no?
– Sí hombre sí, no se preocupe. Pues nada me voy para allá y cuando esté listo le pego un toque.
– Ok, gracias ManOwaR. Se agradece tu profesionalidad.- ahí haciendo chantage moral para que no me vaya de la lengua, ¿eh? jojojo.

Martes, 0849 hora zulú – Despacho de RRHH

– Wenaaaaaaaaaaaas.
– ¡Hola ManOwaR!
– Hola Yoli. Oye, me ha dicho Epi que me des un panfleto de esos de TeleTaxi, que me voy de ruta turística por la ciudad.
– ¿Si? ¡Qué morro!
– No lo sabes tú bien.- me da el panfletillo, firmado y en blanco. Jur…
– Venga, gracias Yoli.
– De nada… ¡ah! Oye, ya que estás aquí, a ver si puedes mirarme el ordenador que…
– Sorry no tengo tiempo, esto es de criticidad máxima. Llama a Urkel que él te lo arregla en un pispás.
– Pero esque ese es tonto. Anda, si no te cuesta nada…
– Criticidad máxima Yoli, lo siento. Son órdenes del jefe…

Martes, 0901 hora zulú – sala de Servidores y almacén informático

Vamos a veeeer, me cojo una impresora Zebra de estas… papel de etiquetas para imprimir de aquí a Guadalajara… dos cintas de impresión por si las moscas… ¡ah! Y ya que estoy me voy a escanear el papelito este del Teletaxi firmado, sin fecha, y en blanco, que puede serme útil más adelante.

Martes, 0917 hora zulú – Zulo del BOFH

– Urkel, vente que nos vamos a dar una vuelta por la ciudad.
– ¿Y eso?- Pokémon levanta la vista extrañado.
– Órdenes de Epi. Llevo carga y estoy mal de la espalda, así que te ha tocado.- Urkel se levanta sin rechistar. O es tonto o es que ha sido demasiado fácil domarle…
– Pokémon, te quedas solo un rato.- Pokémon hace gestos con la mano para que nos piremos. Se la suda, como todo.

Con las mismas, cargo a Urkel con la impresora mientras yo llevo los rollitos de cinta y el papel. Una distribución de peso equitativa. Cogemos el taxi y nos vamos a la dirección que me dio Epi…

Martes, 1019 hora zulú – Calle de los gatos voladores nº14

Urkel y yo entramos en el edificio, planta 4ª, y preguntamos por CaraPera. Nos abre una señora de unos 300 años más o menos, que nos invita a pasar con una sonrisa de oreja a oreja. Temerosos entramos en la estancia, y vemos que entre las paredes forradas con caoba y mesas de roble, hay solo dos tipos trajeados de Armani currando en sus MacBooks. Telita.

Mientras instalamos la impresora, CaraPera nos invita a Té con pastas, y mientras nos lo zampamos sentados en los mullidos asientos de piel ella nos interroga con preguntas sobre nuestra vida privada, a las que respondemos con evasivas mientras aceleramos el ritmo de ingestión de té con pastas. Cuando terminamos la instalación impresoril, nos vamos con viento fresco al Corte Inglés de al lado. Que terminar en 15 minutos no queda profesional. Cuando nos cansamos, cogemos el taxi de vuelta a V…

Martes, 1300 hora zulú – Tornos de acceso a V

Nos bajamos del taxi. Urkel está ensimismado leyendo las instrucciones del disco duro externo de 2.5″ que se acaba de pillar en el Corte Inglés. Caminamos hacia los tornos de entrada, cuando nos percatamos de que los gañanes de Comisiones Obreras están discutiendo con el guarda de seguridad. Hacemos caso omiso a sus berridos, aunque una frase se me queda grabada.

– ¡Pues mañana aparco el coche en la entrada y aquí no entra ni Chuck!

Pronto empiezan con la movida…


Miércoles, 0753 hora zulú – Aparcamiento de V

Como todos los días llego un poco antes al curro para echarme un cigarro tranquilamente en el coche antes de entrar. Aparco donde siempre, fuera, ya que al ser externo no tengo plaza de aparcamiento. Me enciendo el pitillo, y cuando levanto la vista veo que hay una aglomeración de operarios del turno de noche gritando al guarda, que se ha encerrado en la garita mientras, asustado, habla por el walky. Me termino el cigarro, y cuando salgo del coche, un par de lusers se percatan de mi presencia y se acercan.

Como que la cosa no va conmigo, cierro el coche, con su color negro impecable lavado el día anterior. Echo el aliento en la luna delantera y froto con la manga para quitar el cadaver de un mosquito. Levanto la vista desafiante a los lusers que se acercaban, anunciando con las pupilas llenas de intenciones homicidas la horrorosa muerte que les espera como se acerquen a menos de 10 metros de mi coche. Los lusers retroceden y se fusionan con el grupo que hay rodeando la garita…

Me dirijo hacia la entrada. Las amenazas del día anterior se han visto hechas realidad, y hay un talbot horizon del año de la pera atravesado en la entrada de camiones. Yo sigo como que la cosa no van conmigo, y penetro en las filas de lusers como un cigarro en un trozo de corcho blanco. Paso los tornos y me voy a mi sitio.

Miércoles, 0800 hora zulú – Departamento de IT/Financiero

Me siento en mi sitio. Urkel y Pokémon no están. De hecho, no hay nadie.

– ¡¡EEECOOOOO!!…….. ¡Ecoooo!………….¡ecoo!…….eco
– Mola.

Enciendo el ordenador y comienzo con mis tareas matutinas. Revisión de tareas nocturnas, comprobación de servidores… uhm… alguien ha desconectado o apagado 10 de las 12 impresoras del servidor. ¿Ves? Esto no iba conmigo, pero han tocado partes del dominio del BOFH. Sin embargo, me aprieto la vena del cuello hacia dentro y me relajo.

– Déjales, ya se les pasará…. asará… sará…
– ¡Este puto eco me pone nervioso!… ¡nervioso!…. ¡ioso!….oso….
– Cawen….awen…

Me dirijo hacia la sala del café, a ver si se me pasa el mosqueo, pero al ir acercándome escucho demasiadas voces luserianas, así que me doy la vuelta. Cuando me siento en mi sitio de nuevo, escucho voces berreando fuera.

– ¡Epi dimisión! ¡Por un convenio digno!.- interesante, todos los lusers concentrados en el mismo sitio diciendo paridas. Con un poco de suerte ahora si implosionan por la estupidez. Voy a picarles un poco…

Me asomo por la ventana disimuladamente. Veo que Urkel está intentando pasar por los tornos pero los lusers le cogen en volandas y no le dejan. Es gracioso ver cómo intenta luchar por entrar con sus 45 kilos cuando tres maromos de 120 cada uno se lo impiden. Disfruto. Un camión está parado en la entrada y no deja de tocar la bocina, con el talbot horizon bloqueándole el paso. Perfecto. Manos a la obra…

Miércoles, 0817 hora zulú – Sala de Servidores

Me conecto al servidor de control de presencia, que casualmente es el mismo que controla las sirenas de cambio de turno. Las programo para que suenen alternativamente, como si fuera una alarma de robo. Le pongo el volumen a tope, y lo dejo listo para sonar en cuanto apriete un botón.

Resulta que la sala de servidores hace esquina justo donde están aglomerados los lusers, en el segundo piso, y hay una ventana a cada lado de la esquina. Sin hacer mucho ruido, subo las persianas a la mitad y abro levemente las ventanas. Todo listo. Ahora, a soltar el anzuelo y esperar que piquen.

Por la ventana izquierda: ¡No pienso dimitir! ¡He llamado a la guardia civil!

Pulso el botón y las sirenas comienzan a sonar a todo volumen. Empieza el show.

Ventana derecha: ¡La bofia, la bofia!
Ventana izquierda: ¡Vais a ir todos a la cárcel, maleantes!
Ventana derecha: ¡Vámonos, rápido!

Suficiente. Los lusers se desperdigan como una manada de cucarachas que sale de debajo de un tiesto cuando lo levantas, corriendo en círculos y chocando los unos contra los otros. Urkel cae al suelo como un pelele. Devuelvo las sirenas a su estado original y me bajo para abajo. Casualmente ahora no hay nadie en la sala del café, así que me saco uno y me voy a mi sitio. Cuando llego todos están trabajando como locos, “casualmente”.

Miércoles, 0900 hora zulú – Zulo del BOFH

Invierto los siguientes 10 minutos en degustar el café. Urkel por fin ha aparecido, y Pokémon no ha dado señales de vida. Para mi que se lo olía y se ha quedado en casita.

Miércoles, 0911 hora zulú – Fábrica

Vale, fueron 11 minutos. Cuando acabo me paso por la fábrica a conectar de nuevo todas las impresoras. Los lusers están en sus puestos de trabajo haciendo una especie de huelga a la japonesa, pero hecha por los lusers de V. Me explico: en vez de trabajar a saco para producir de más, “hacen” como que trabajan a saco para que “parezca” que están siendo super productivos. Impresionante.

Miércoles, 0950 hora zulú – Zulo del BOFH

Cuando termino, me voy para mi sitio a comprobar que ya tienen conexión con el servidor de impresión, pero un ruido me sobresalta. Me asomo por la ventana y veo que hay una grúa llevándose los restos de un abollado talbot horizon que ha quedado para el arrastre después de que un trailer de 10 toneladas se lo llevara por delante. Juas. La dueña, que es la cabecilla de CCOO, está de los nervios. Creo que le ha lanzado algo al conductor del camión, que yace medio inconsciente en el suelo. Quizás un crítico de aplastamiento por paquete de tabaco. En fin, termino mi trabajo hasta que…

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu ! – jeje, estaba tardando en llamar.

– Sistemas, al habla ManOwaR el antidisturbios.
– Hola ManOwaR.- qué tío más serio coño, ni cuando le hago una bromita se inmuta.
– Hola Epi, ¿qué pasa?
– Oye, ¿qué ha pasado ahí fuera?
– Ahh… nada nada no se preocupe. Intentaron hacer piquetes pero ahora están trabajando todos como hormigas obreras.
– ¿Seguro?
– Compruébelo usted oiga, que yo soy el informático.
– Vale vale, gracias ManOwaR… por cierto, ¿sabes dónde se ha metido Pokémon?
– Ene pe i.
– Ok, hasta luego.

Clac. Juas.

El día transcurre más o menos normal hasta después de comer….

Miércoles, 1425 hora zulú – Sala de Servidores

Andaba yo viciándome al EVE en la sala de servidores, que ya que no está Pokémon no está usándolo para jugar al solitario, cuando de repente oigo voces fuera. Me asomo…

– ¡Queremos igualdad!
– ¡Y que me paguen el arreglo del coche!
– ¡Epi dimisión!


Ains… estos no aprenden. Menos mal que no borré la configuración de la alarma…pues va a ser que sí se puede ser feliz siendo BOFH oye, no veas cómo estoy disfrutando del día….

Please follow and like us:

Si no es por no hacerlo…

Written by ManOwaR

… es que no tengo ni puta idea.

Vamos a ver… todo el mundo sabe que el informático o BOFH de la empresa es también la puta. Que tan pronto estamos enseñando a una preparadísima secretaria de dirección con 3 carrieras a hacer una cuenta en Excel, como estamos montando un servidor de VMWare desde cero. Así son las cosas, servimos para todo. Pero dentro de unos límites definidos.

Por ejemplo: Un contable. Es un tío que sabe muchísimo de matemáticas y de cuentas, ¿no? Y que utiliza el ordenador. Sabe lo que es y para lo que sirve (estoy hablando de uno competente) y entiende que es su herramienta de trabajo. Además cuando llega a casa es capaz de utilizar el correo electrónico y hasta puede que el emule. Bien, pues a un contable, a pesar de que sabe utilizar a nivel básico un ordenador, no le vas a poner a administrar sistemas, ¿no? Pues con el BOFH es todo lo contrario. Dentro de las obligaciones del informático está hacer el trabajo que los demás no saben o no les sale de los cojones hacer. Que manda huevos, oye…

Cuando yo llegué a V hace 9 meses, era un administrador de sistemas a secas, no tenía ni idea de lo que era SAP ni BW (Business Warehouse, otro módulo de SAP para reporting), pero aun así, como el administrador de BW se había ido, me endiñaron el marrón. Yo como era nuevo no tuve más remedio que comerme el brown, así que aprendí a las malas. A leer manuales, googlear, forear, etc. Pero BW no es SAP, que es tan extenso como el océano. A saber…

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu !

– Sistemas…
– Hola ManOwaR, soy Faust. – Faust es el gerente de mi empresa (la consultora), que a la vez es el jefe de equipo de los funcionales de SAP.
– Hola Faust, tú dirás.
– A ver, Pokémon me ha mandado un Excel mazo de tocho con una serie de puntos que tenemos que revisar para una auditoría interna de SAP que hay el mes que viene.
– ¿Otra vez?
– A mí no me preguntes.
– Bueno, pues que tengáis suerte.
– Que tengamos querrás decir.- el gerente en su papel de “browner“, distribuidor de browns.
– Ya estamos. Que yo soy el BOFH, los funcionales de SAP sois vosotros.
– Bueno pero necesitamos que nos ayudes.
– Estoy muy ocupado, Faust, en serio.- intento ser diplomático….
– Motivo por el que te interesa empezar cuanto antes con esto. Te mando el Excel filtrado con los puntos que tienes que contestar tú.
– Te voy a meter en la lista negra del correo.
– Jajaja, qué cachondo. Venga chao.

Clac. Será joputa. Es un puñetero experto en dispensar browns a diestro y siniestro. Tengo que mejorar mi habilidad de “Brown Dodging”. En fin, me llega el puñetero Excel. La primera fila que veo…

Check that for all SA EKPO-LOEKZ <> S or L, the source list of the material mentions the SA with EORD-AUTET = 2 and EORD-NOTKZ = blank. Ratio: number of active SA items without a correct source list / number of active SA items.

Y se quedan tan anchos. Se supone que yo tengo que saber dónde buscar todo eso, y qué significan sus abreviaturas. Para mí “SA” era Sociedad Anónima, hasta ahora. En fin, googleo un poco en busca de información pero no encuentro una mierda, así que decido actuar de brown dispatcher y endiñarle el marrón a otro. Contesto a todas las cuestiones como quien hace una quiniela con los ojos cerrados, y le remito el excel a Faust de nuevo, no sin dejar pasar 3 horitas para que parezca que he estado currándomelo.

Estimado Faust,

Te remito el Excel que me adjuntaste para tu revisión.

Saludos,
ManowaR.

Nótese el “para tu revisión”. Cuando lo revise y vea que está todo mal (dudo que haya acertado algo ni por casualidad), tendrá que hacerlo todo de nuevo. Y con un poco de suerte no vuelve a intentar mandarme marrones que no me corresponden. Coño.

Please follow and like us: