El nuevo trabajo: Malvicia (Episodio 2)

Written by ManOwaR

En la anterior entrada del blog la mencioné pero no os hablé de ella, y creo que ya va siendo hora de presentaros a Malvicia.

Esta chica es de mi quinta, pero al contrario que yo, el 95% de su vida profesional lo ha pasado en esta empresa, por lo que se conoce todo y a todos al dedillo. Hasta ahora, no me había encontrado nunca a un BOFH (o una BOFH para ser más específicos) de este tipo, que para mi es nuevo… ya en otras ocasiones os he comentado que para mí hay dos maneras mediante las cuales un informático se convierte en BOFH: la primera es porque vive rodeado de un rebaño de lusers sin dos dedos de frente que no son capaces de caminar y masticar chicle al mismo tiempo. La segunda manera es porque ese informático ha sido tan puteado que ha terminado convirtiéndose en un cabrón venido del infierno que clama venganza.

Yo siempre me he considerado a mi mismo como una mezcla de estos dos tipos, una especie de híbrido (aunque más tirando al segundo tipo), pero al conocer a Malvicia me he encontrado con un tercer tipo de BOFH: el BOFH creado a partir del aburrimiento.

Esta mujer lleva tanto tiempo aquí haciendo siempre lo mismo que la doma y monta de lusers ya no tiene gracia: se lleva bien con todo el mundo, y su trabajo es tan sistemático que sería capaz de hacerlo con los ojos cerrados. Por ello, se aburre. Y como se aburre, se dedica a putear a los lusers sin ninguna piedad ni misericordia, solo para su entretenimiento personal. Es malvada la jodida. Y eso mola, mola mucho…

Normalmente, yo entro a las 8 por la mañana, y Malvicia entra a las 9, pero un buen lunes cuando llegué a las 8 ella ya estaba en la oficina, aunque ni siquiera había entrado en el departamento de informática; se encontraba sentada en la silla de una luser, trasteando con su ordenador.

– Buenos días,- la saludo.- ¿qué haces aquí tan pronto?
– Que hoy vuelve $PrincessOfTheTown de vacaciones y le estoy haciendo una cosa en el ordenador.
– Vale, no quiero saber el qué, que luego me desilusiono muy fácilmente.

Cuando dieron las 9, pude ver por la ventana del despacho que $PrincessOfTheTown llegaba, efectivamente tras unas semanas de vacaciones, y se dedicó a pasarse por todos los departamentos saludando a todo el mundo, incluyéndonos a nosotros. Cuando la chica se acercaba a su ordenador para comenzar a trabajar, pude ver a Malvicia escondiendo la cabeza entre los hombros mientras dedicaba una sonrisa maléfica al personal y miraba de soslayo por la ventana.

– ¡¡¡¡HIIIIJA DE PUUUUUTAAAAAAA!!!!

Malvicia estalló en carcajadas al ver a $PrincessOfTheTown jurando en hebreo porque le habían cambiado el fondo de pantalla con una foto de su hija por una imagen bmp de fondo fucsia con letras amarillas que rezaba “Y ahora, ¿cuántos madrugones te quedan?”.

No pude evitar darme cuenta de lo ineficiente de esta broma, así que decidí prestarle mi experiencia a Malvicia para fomentar un poquito más su vena BOFH.

– Oye, Malvicia, ¿eso es lo que estabas haciendo esta mañana, verdad?
– Sip. ¡A que mola! JAJAJAJAJA.- es de las típicas personas que se ríe en mayúsculas.
– Sí, mola. Pero, ¿sabes que puedes hacerlo mediante políticas de dominio?
– ¡No jodas! ¿¡Cómo!?.- gritó mientras saltaba de su silla para venir a mi sitio.

Los siguientes 20 minutos estuve instruyendo a Malvicia sobre el noble arte de putear a los lusers mediante GPOs, y la chica parecía absorber conocimientos como una esponja hasta tal punto de que cuando me dio por mirar qué había modificado un par de horas más tarde me encontré sendas políticas completamente preparadas para hacer el mal distribuídas en todas las unidades organizativas del directorio activo.

Creo que he abierto la caja de Pandora. Miedo…

Al día siguiente volví a llegar a la oficina 15 minutos antes de la hora, y de nuevo me encontré con que Malvicia ya había llegado. Desde luego esta chica es una BOFH aplicada, capaz de llegar más de una hora antes a la oficina para tener preparadas sus putadas diarias. En esta ocasión estaba pasándose puesto por puesto mientras sonreía con… “malicia”.

Cuando volvió al departamento, no pude evitar preguntarle.

– ¿Qué le has estado haciendo a los ordenadores de los luser esta vez?
– Algo que no se puede hacer mediante políticas de dominio, JAJAJAJAJA.
– ¿En serio? ¿El qué?
– Ya lo verás cuando llegue el rebaño.

A las 9 (y pico) comienza a llegar el rebaño de lusers. Después del café matutino se disponen a encender sus equipos, y poco a poco me doy cuenta de que se está formando una fila india en la puerta del departamento de informática.

– Pero, ¿qué les has hecho mendruga?
– JAJAJAJAJAJAJAJA.- Malvicia está demasiado ocupada partiéndose de risa ella sola mientras se desparrama en la silla.

– Buenos días, oye, no me funciona la pantalla.- dice el primer luser que logra pasar por el cuello de botella que se ha formado en la puerta del departamento.
– Voy a ver.- respondo mientras miro a Malvicia con cara de pocos amigos. Ella al verme se descojona todavía más.

Al llegar al cubículo del luser me doy cuenta de que, efectivamente, el monitor no funciona (COÑO! Un diagnóstico acertado de un luser… en esta empresa las cosas funcionan de una manera muy diferente a lo que estoy acostumbrado. Lo normal habría sido decirme que SU ORDENADOR no funciona…), y no funciona porque no tiene corriente. Me cuesta poco darme cuenta de que la “misión diaria” de Malvicia no ha sido otra cosa que entretenerse en desconectarle el cable de alimentación a TODOS LOS PUTOS MONITORES de los lusers. Ni el director general se ha librado. Vaya tela…

A decir verdad es gracioso, pero es un porculio… cuando un BOFH la lía lo ha de hacer con cabeza, de manera que luego no le toque trabajar más para arreglar sus propias putadas… o a sus compañeros como ha sido este caso.

Después de volver a conectar todos los monitores, vuelvo al despacho de IT. Allí está Ñico solo, y cuando le pregunto por Malvicia me dice que ha bajado a fumar. Decido que es un buen momento “café & cigarro”, así que me saco uno de la máquina y me dirijo hacia el ascensor para bajar a la calle. Y allí, otra de esas situaciones que uno solo se puede encontrar cuando trata con seres como Malvicia…

– ¡¡HEY!!…. ¡¡HEYAAAA!!

La puerta del ascensor está intentando cerrarse con una luser dentro del mismo, pero Malvicia está impidiéndolo poniendo una mano delante del sensor cada vez que el pobre aparatico lo intenta. La luser que hay dentro, está en cuclillas en una esquina, con las manos en la cabeza, gritando que pare…

– Pero, ¿qué le haces a la pobre?
– Que tiene miedo a los ascensores, JAJAJAJA.- me responde mientras se larga dando saltitos.

A continuación me toca hacer de buena persona ayudando a la luser y haciendo de psicólogo (psiquiatra más bien) mientras me jode los 5 minutos del café y cigarro con sus historias paranoicas sobre ascensores que caen al vacío.

Al subir de nuevo al departamento, veo como Malvicia está afanada trabajando en una GPO, y decido hacer que le salga el tiro por la culata para darle una lección. Cuando veo que termina y se da por satisfecha con su trabajo, me pongo en acción, y solo me cuesta 5 minutos editar todas las GPO que ha creado (que por cierto son unas cuantas, y organizadas de cojones, incluso tiene una llamada “POR SI ACASO”) para que únicamente se apliquen a su propia máquina.

Ahora solo hay que esperar a que cierre la sesión de Windows… cosa que ocurre al día siguiente por la mañana. Ese día, Malvicia no madrugó, así que yo llegué a la oficina una hora antes que ella, tiempo de sobra para terminar tareas pendientes y estar atento a su reacción al encender el equipo. Cuando lo hace, Malvicia pegó un brinco y se sentó de golpe en su silla sin aliento, dado que en lugar de sonar el típico sonido de cuando arranca Windows, salió un flash con esto…

Aprenderá a las malas, pero aprenderá… MUAHAHAHAHAHA!!!

 

Please follow and like us:

3 comments on “El nuevo trabajo: Malvicia (Episodio 2)

  1. Pfff… te vas a divertir en el curro nuevo.

  2. “sobre el nombre arte de putear”

    Eso huele a errata.

    Grandísimo post, ¿acabará en combate a muerte entre BOFHS?

  3. Ataque Hasselhoff mejorado… sólo digo eso MWAHAHAHA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que no perteneces a Skynet *